Opinión: “¡Es tiempo de construir!” por @maguita_rs

(Foto: @maguita_rs)

(Foto: @maguita_rs)

Mucho pensé antes de escribir estas líneas que indudablemente serán expuestas a la crítica por parte de un sector o de otro, pero sería egoísta de mi parte no brindar a la colectividad una visión diferente que quizás sirva para impulsar a los desesperanzados a mantener viva la ilusión de un  país próspero que nos invite a creer en lo nuestro. Si bien es cierto que los venezolanos estamos en medio de una situación desfavorable, política, social, cultural y económicamente, también es verdad que muchos de nosotros solo estamos viendo como la historia nos pasa ante los ojos, sin mover un dedo para cambiarla. ¡Que fácil se nos ha hecho criticar a unos u otros mientras la mayoría hacemos lo mismo!, ¡nada! Hoy tenemos un país que nos pide a gritos unirnos, quererlo, pero sobre todo respetarnos entre ciudadanos.

La política y los políticos se han vuelto tan parte de nuestra cotidianidad, que vivimos amargados y todo lo que hacemos esta ligado a esto, estamos perdiendo tiempo en insultarnos e irrespetarnos entre nosotros mismos mientras la patria nos llora y ruega cariño.

Nos ha tocado comernos las verdes y sin embargo no hemos aprendido, que mientras no valoremos lo que tenemos, ¡aquí no hay nada que hacer! .Somos nosotros mismos, el ciudadano común, ¡usted desde su individualidad!, quienes debemos despertar un día y entender que si cada uno construye aunque sea un bloque, pronto tendremos un castillo y con esto me refiero al comportamiento de cada venezolano. Cuando viajamos al exterior, regresamos alabando cada país al que vamos, pero basta con que nos mencionen al nuestro para que sólo resaltemos  las cosas que no sirven, y mientras criticamos a la aporreada Venezuela, lanzamos la basura a la calle, irrespetamos las señales de tránsito, no les damos paso a los ancianos o insultamos al vecino.

¿Amigos?, se me han ido casi todos, dejándome el mismo consejo, “Maga, tienes que irte, aquí ya no hay futuro”. No se me hace fácil despegarme de los recuerdos, de la infancia, el olor a lluvia, los atardeceres, las playas, la familia y la gente buena, porque sí, aunque muchos difieran de este concepto no hay tierra más bendita que Venezuela, con sus hermosas playas, imponentes montañas, sus medanos, el Ávila, Oriente, su arepa y sus hijos amables.

Con estas líneas, no pretendo ganar indulgencia, sino aportar un poquito de mi sentimiento, de opinión personal y de una visión distinta a lo que estamos acostumbrados. Para mi es solo a través del amor como se construyen grandes murales. ¡Los invito a querernos entre nosotros a respetarnos y a despertarnos mañana con la visión de cambiar las malas acciones, en unas que contribuyan en la construcción del país que soñamos! .No el de ayer o el de hoy, el que mañana queremos dejarle a nuestras futuras generaciones.

¡Hoy, mañana y siempre mi destino es Venezuela!

María Gabriela Rondón, Enero 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s