Gobernación de Sucre le debe Bs. 11 millones en pasivos laborales a sus trabajadores

(Foto: Cortesía)

(Foto: Cortesía)

A 11 millones de bolívares asciende la deuda que mantiene la Gobernación del estado Sucre con sus trabajadores, una nómina que alcanza las 30 mil personas entre empleados, obreros, docentes, funcionarios del Instituto Autónomo Policía del estado Sucre (Iapes), fundaciones y entes descentralizados.

El cúmulo de dinero, explicó Adela Otaiza, secretaria de finanzas del Sindicato Único de Empleados Públicos de Sucre (Suepples), forma parte de pagos pendientes por concepto de pasivos laborales acumulados desde el año 2008, así como incumplimiento de beneficios contractuales, tales como pago de vacaciones de este año, alzas en bonos de alimentación, pago de útiles escolares, becas, ascensos, uniformes, que no se han convertido en pasivos porque pertenecen al año fiscal actual.

La sindicalista señaló que, tras protestas iniciadas desde el primer trimestre del año, introducción de un pliego conciliatorio ante la Inspectoría del Trabajo de Cumaná y fallidos intentos por entablar una mesa de trabajo para discutir la búsqueda de recursos e iniciar el pago a trabajadores, aún esperan que el mandatario regional, Luis Acuña, pida créditos especiales ante instancias nacionales para solventar los compromisos económicos. “Todavía esperamos también por una certificación de deuda por parte de la Gobernación, es decir, que ellos reconozcan cuánto nos deben” explicó.

Será desde la segunda quincena de agosto cuando los trabajadores de la nómina regional reciban sueldos con el aumento del 30%, incremento salarial que fue aprobado en mayo de este año por el presidente Nicolás Maduro y que entró en vigencia hace tres meses. Hasta finales de julio, los trabajadores devengaban sueldos de Bs.9.649 y las escalas salariales profesionales no habían sido actualizadas.

Este martes 9 de agosto, con la aprobación del Decreto Nº283 por parte de los diputados del Consejo Legislativo del estado Sucre (Cles), a las arcas de la Gobernación ingresaron Bs. un millón 730 mil 048, dinero que deberá ser utilizado para actualizar sueldos y elevar bonos de alimentación a Bs.18.585, tal y como fue estipulado en el decreto presidencial de mayo pasado.

Según la presidenta del Cles, legisladora pesuvista Carmen Rodríguez, el pago del alza salarial representa un logro en materia social en beneficio de los trabajadores públicos y forma parte de la gestión socialista, tanto regional como nacional. Para el legislador opositor Paul Elguezabal, la aprobación del decreto solo logra pagar el 14% de lo que se le adeuda a los trabajadores, quienes padecen por las alzas inflacionarias y la imposibilidad de cumplir los compromisos con su núcleo familiar.

PanaNoticias / ElPitazo