Alex Popow ante su última oportunidad en los Prototipos Challenge

(Foto: Cortesía)

(Foto: Cortesía)

El prolífico palmarés del automovilista venezolano Alex Popow en las pistas estadounidenses, exhibe conquistas en las principales pruebas de larga duración en los escenarios más emblemáticos, tales como Sebring, Indianápolis y Watkins Glen, pero queda pendiente agregar un nombre importante a la lista: Daytona y sus legendarias 24 horas.

El volante anzoatiguense buscará este domingo completar la maratónica carrera que se realiza en el peraltado escenario de Florida y espera hacerlo al frente de la clasificación de la categoría Prototipos Challenge, en lo que será la temporada final de la división que reúne a los Oreca FML09 Chevrolet dentro del certamen que fisaliza IMSA (International Motorsport Association).

En la edición 55 de las 24 Horas de Daytona, Alex Popow conducirá la máquina número 88 perteneciente a la formación Starworks Motorsport dirigida por Peter Baron, el exitoso propietario de una estructura con base en el mismo estado de Florida que intenta repetir el éxito alcanzado en la temporada 2016, cuando se adjudicó tanto el galardón de pilotos gracias al desempeño del propio Popow y del holandés Renger van der Zande, además de la corona por equipos.

“Este año será el último de los Prototipos Challenge en el campeonato IMSA – indicó Alex Popow -, por lo que será nuestra última oportunidad de lograr la victoria en las 24 Horas de Daytona, al menos en esta categoría. Hemos triunfado en las 12 Horas de Sebring, las 6 Horas de Watkins Glen, Petit Le Mans y también en Indianápolis, pero nos faltan las 24 Horas de Daytona, esperemos tener la suerte que nos ha faltado en ocasiones anteriores. El año pasado, apenas en las primera horas, un accidente de uno de nuestros compañeros nos hizo perder como 40 vueltas y nos obligó prácticamente a manejar casi la mitad de la distancia, pero ese tremendo esfuerzo nos permitió culminar en el cuarto lugar, valiosos puntos que nos sirvieron para al final de la temporada conquistar el título de pilotos”.

Para Popow se tratará de su séptima presentación en la clásica prueba de larga duración que marca el inicio del campeonato IMSA. Su mejor resultado lo obtuvo en 2012, al culminar segundo absoluto al comando de un Ford Riley de la clase mayor Daytona Prototipo perteneciente al equipo Starworks Motorsport, mientras en la división Prototipos Challenge, el año pasado finalizó cuarto en su división, después de realizar una enorme recuperación y tener que manejar durante casi 10 horas.

Luego de estar cerca de llevarse el triunfo en las 24 Horas de Daytona en al menos tres de las últimas cuatro ediciones, Peter Baron y el equipo Starworks esperan cumplir con la asignatura pendiente y para ello volverá a presentar dos máquinas, las que además exhibirán una llamativa coloración: naranja fosforecente para el auto 88 que llevará Alex Popow y rosado igualmente intenso para el vehículo número 8.

En tono jocoso pero también con algo de seriedad, Peter Baron asegura que estos tonos llamativos en los vehículos de Starworks Motorsport servirán para señalarles a los demás que están en la pista y “no le importa para nada si la gente piensa que sus autos son los más feos del mundo, siempre y cuando puedan ser vistos en la pista”. El PC 88 será conducidopor Scott Mayer, James Dayson, Sebastián Saavedra y Alex Popow, quinto integrante que se conocerá el miércoles, en tanto el vehículo número 8 será manejado por Ben Keating, Robert Wickens, Chris Cumming, John Falb y Remo Ruscitti.

PanaNoticias / NP

Anuncios