Rincón del Gurú: “Caso Ecuador” por José Dionisio Solórzano

(Foto: Cortesía)

(Foto: Cortesía)

Al momento de sentarme a redactar este artículo existe una enorme incertidumbre con relación a los resultados en la elección presidencial en Ecuador, no para determinar quien quedó de primer y segundo lugar sino para precisar si habrá o no una segunda vuelta electoral.

Y ¿por qué es tan importante este hecho? Las estadísticas indican que si existe un ballotage las fuerzas de la oposición desplazarían por completo al correísmo en el poder.

En esta primera vuelta Lenín Moreno el candidato de Rafael Correa no alcanza el 40% de los votos mínimos requeridos para impedir una segunda elección, y su contrincante el banquero Guillermo Lasso ya está en campaña para sumar los votos de los demás candidatos que quedaron por fuera.

Pero, esta campaña trae consigo varios aspectos comunicaciones que tenemos que estudiar.

1-. El correísmo en cuatro años perdió unos 15% de los votos que había obtenido en el pasado. Las razones son varias:

  1. a) Rafael Correa, líder de la llamada “revolución ciudadana” no es candidato. Su salida del escenario electoral le restó fuerza a la campaña y el apasionamiento que éste despierta tanto a favor como en contra.
  2. b) El mensaje de campaña de Lenín Moreno de “cambio y continuidad” fue confuso, no llegó a las bases del antiguo  correismo.
  3. c) Lenín no llegó a transmitir fuerza, y su vinculación con segmentos de la población fue muy marcada dejando por fuera a otros sectores sociales.
  4. d) Guillermo Lasso centró su mensaje en una esperanza de cambio y empleo. Aglutinando dos de las preocupaciones más grandes de los ecuatorianos.

2-. Un poco más del 60% de los votos se reparten entre todos los candidatos de la oposición, es decir: Guillermo Lasso, Cynthia Viteri, Poco Moncayo entre otros.

Lo que indica la merma considerable del caudal de apoyos en el correísmo. El inicio del fin.

3-. Ninguno de los candidatos logró conectarse afectivamente con los ecuatorianos. No hubo un discurso esperanzador, emotivo e irracional que hiciera “click” con el inconsciente de los públicos electores.

4-. Socialmente los tiempos cambiaron.

Hace unos años ser el candidato de la izquierda rebelde era la moda. Las victorias de los socialistas cundían el continente. Desde Venezuela a la Argentina, Sudamérica era territorio copado por el Socialismo del Siglo XXI, no obstante en la actualidad es lo que he calificado como el “empresarialismo político” es la nueva tendencia social.

Guillermo Lasso responde a las inclinaciones de gerencia, capacidad, éxito y libertad que se va imponiendo en el continente: Mauricio Macri en Argentina, Sebastián Piñera en Chile, PPK en Perú, son ejemplo de ello.

La sociedad latinoamericana está girando hacia la derecha y ésta se expresa tanto en su conceptualización liberal como en la conservadora y proteccionista.

Todos estos aspectos sociales y comunicaciones están dando como resultado este resultado en Ecuador, donde el correísmo vence momentáneamente, pero con una caída sorprendente en su poder electoral, y en una segunda plaza figura un empresario advenido al mundo de la política.

¡Comunícate y hazlo bien!

José Dionisio Solórzano / @jdionisioss

Anuncios