Ronald Guillén: “Debemos seguir trabajando para mejorar”

(Foto: Cortesía)

Marinos de Anzoátegui obtuvo su primera serie en casa, pese a dividir con Guaros de Lara en el gimnasio Luis Ramos del eje Barcelona-Puerto La Cruz en la quinta semana de torneo de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB).

Los dirigidos por el trujillano Ronald Guillén (con balance de tres victorias y cinco derrotas 3-5) se quedaron con la serie al promediar 92,5 unidades por desafío, mientras que el rival de turno dejó 89,5 por juego.

Guillén lamentó haber cedido en reiteradas oportunidades en la defensa de los tableros en el segundo partido, mucho más en el segundo juego. “En el primer encuentro nos capturaron siete rebotes ofensivos y ganamos, en el segundo, ellos aumentaron esa cifra a 15 y ganaron, no puede ocurrir que no cuidemos el balance revistero y le permitamos constantes segundas oportunidades a los contrarios”, analizó el entrenador.

“Pese a todo lo que ha pasado en este inicio de temporada, debemos recordar que este equipo apenas está entrando en calor, conociéndose en la cancha, nuestro tercer importado tiene una semana que llegó, hay que respetar los procesos de adaptación de cada grupo, nos falta incorporar a Óscar Torres, con él la rotación se hará más importante y fuerte”, sostuvo Guillén.

Tras los primeros ocho encuentros de la temporada del conjunto naval, sin contar los dos que fueron suspendidos ante Toros de Aragua en el inicio de la campaña por pedido del elenco astado, el Acorazado Oriental tiene dos partidos por debajo de .500, esto no le gusta al DT del equipo, pero es consciente que se mejorará.

“No esperaba tener récord de 3-5, pero tampoco pensamos que íbamos a tener 8-0, tenemos jóvenes que están en un proceso de desarrollo y se van a equivocar, hay que tener paciencia y entender que vamos a avanzar de ronda, pero nos falta trabajar mucho en la cancha”, continuó el técnico.

La ausencia de Héctor “Pepito” Romero en el segundo desafío se hizo notar, ya que Marinos perdió a un defensor y rebotero, justo en donde se evidenció disparidad con los larenses.

“Sin duda que la ausencia de Héctor nos pegó en el segundo juego, con él en cancha, Garrett y Peña tienen más espacio para tomar rebotes y defender, fue una baja sensible”, cerró Guillén. (NP)

Anuncios