Funcionarios de Polianzoátegui incautaron cerca de cinco toneladas de café

(Foto: Cortesía)

Cerca de cinco toneladas de café fueron incautadas por los funcionarios de la policía del estado Anzoátegui, durante labores de patrullaje que realizaban en el sector Isla de Cuba en el municipio Juan Antonio Sotillo, de acuerdo a la información ofrecida por el director general de la policía estadal Antonio Briceño.

Briceño, manifestó que integrantes de la Brigada Motorizada lograron retener un camión marca Ford, color blanco, placas A95CF9V, conducido por Eduardo Marín donde transportaban 416 bultos de café de 200 gramos y 565 bultos de medio kilogramo,  marca Santa Ana, el mismo tenía una guía de traslado desde el estado Trujillo hacía la ciudad de Maturín, con fecha de emisión del 31 de marzo de 2017 y de vencimiento del pasado 3 de abril del año en curso.

“Nosotros cumpliendo los lineamientos del Presidente Nicolás Maduro y del gobernador Nelson Moreno, estamos atacando con mano dura a todas aquellas personas que quieran atentar contra el pueblo acaparando los productos de primera necesidad para luego revenderlo a precios especulativos”.

Señaló el director general de Polianzoátegui,  que la mercancía recuperada tienen un valor de 12 mil 600 bolívares a precio justo, mientras que en el mercado especulativo los mismos son vendidos a 25 mil 200 el kilo.

Asimismo refirió que  luego de recibir una denuncia una comisión de Polianzoátegui, se trasladó hasta una finca ubicada en el sector Sabana del Roble de Guanape, donde capturaron a Lorenzo Acosta de 44 años, Pedro Mendoza de 29, Jean Carlos Pariche Mendoza, de 29 y Alberto Márquez de 35, todos integrantes de la banda delictiva “los montañeros” dedicados al abigeato en dicha zona, al cuarteto se les decomisó un hacha, dos cuchillos, y partes de una res sacrificada.

Asimismo uniformados durante las últimas 48 horas han logrado detener a aproximadamente ocho solicitados entre ellos José Alejandro Quereigua, de 28  años, conocido como “el camerú”,  el mismo se encuentra requerido desde el pasado 27 de diciembre de 2011, por el Juzgado Primero de Control de Barcelona, por el delito de homicidio intencional con motivos fútiles e inmobles  y robo agravado también estaba solicitado desde el 2013, por el Juzgado Séptimo, por el delito de homicidio calificado bajo la ejecución de un robo agravado.

El sujeto presenta un amplio registro policial y estuvo detenido en Anaco  el año 2006, por el delito de homicidio  intencional,  y en el 2009 por la tenencia de estupefacientes, mientras que en el año 2011 fue detenido por el CICPC de Píritu, por estar incurso en un homicidio y en la venta de droga, además integra la banda de “los rastreros”, quienes mantienen en zozobra a los productores de la zona oeste de la entidad. (NP)

Anuncios