Astrid Silvestri consignó denuncia de agresión ante Fiscalía en medio de represión roja

(Foto: Cortesía)

Este lunes la concentración pacífica convocada por la Unidad #SinDescansoContraLaDictadura en el Elevado de Puerto La Cruz fue reprimida por colectivos de la Alcaldía de Sotillo, gestionada por Magglio Ordóñez.

La dirigente regional de Voluntad Popular Anzoátegui, Astrid Silvestri, en compañía de de los diputados a la Asamblea Nacional, Antonio Barreto Sira, Marco Aurelio Quiñones y Omar González Moreno, los concejales del Municipio Sotillo Antonio Acosta y Beatriz Pérez Blanco, acudió a la sede del Ministerio Público a los fines de denunciar a los organismos policiales que han agredido con armas de fuego a los manifestantes en protestas pasadas, lo cual está prohibido por la Constitución en tratados internacionales en materia de Derechos Humanos.

“El pasado jueves nuestro responsable de Juventudes en Sotillo, José Velásquez, casi queda amputado de una pierna a raíz de una herida de arma de fuego, que se presume fue de escopeta, durante la manifestación cívica que realizamos los anzoatiguenses. Llegamos a la Fiscalía para solicitar la apertura de una investigación inmediata contra Polianzoátegui y la Policía Nacional Bolivariana por el uso inconstitucional de armamentos”.

Durante la actividad, un grupo de personas que se denominaron afecto a la dictadura de Nicolás Maduro y al alcalde Magglio Ordóñez, reprimieron a los presentes con botellas, piedras y palos ante la mirada indiferente de la Policía Municipal de Sotillo, PNB y Polianzoátegui.

“Este es el tercer acto de brutalidad en Anzoátegui que ejercen colectivos de la dictadura en contra de personas que queremos manifestar, ejerciendo nuestro derecho. Ahí está la prueba que los organismos policiales están de lado de los que reprimen. Obviamente ellos quieren detener la lucha, pero seguimos enfrentando en las calles al régimen y toda su cúpula corrupta”.

En los hechos de violencia impulsados hoy por los violentos del nardictadura, resultaron varios lesionados entre ellos nuestro activista de Puerto La Cruz Oneal Vásquez, quien recibió un tubazo en la cabeza, por Ángel Belisario, supuesto funcionario de la Cámara Municipal portocruzana. (NP)

Anuncios