Plácido Malavé: Pueblo con hambre no tiene paz en sus estómagos

(Foto: Cortesía)

El secretario general de Acción Democrática (AD) en Barcelona, Plácido Malavé, aseveró que un “pueblo con hambre no tiene paz en sus estómagos”, en referencia a las declaraciones de Nicolás Maduro sobre la creación de “zonas de paz”.

El dirigente acciondemocratista resaltó la “hipocresía” de los voceros del régimen que “hablan  de paz mientras ordenan a los colectivos atacar las manifestaciones de la Unidad, hablan de paz mientras matan de hambre al pueblo”.

El líder de los socialdemócratas en Barcelona fue tajante al recriminarle a Nicolás Maduro la grave situación social y humanitaria que se vive en los sectores populares.

“Como puede tener paz una madre que no tiene comida para darle a sus hijos; como puede tener paz un padre que no consigue medicinas para sus familiares enfermos, como puede tener paz un joven que no ve futuro a la vista”, manifestó.

Plácido Malavé señaló que la paz social inicia con un pueblo bien alimentado, con trabajo y perspectivas de ir mejorando con su esfuerzo, aspectos que el Gobierno nacional les niega a los venezolanos.

“Hablan  de paz mientras la inseguridad galopa a sus anchas; hablan de paz cuando los reos se matan entre sí en las cárceles, hablan de paz cuando el pueblo tiene miedo de salir de noche de sus casas”, puntualizó el vocero del partido blanco.

Para el jefe de los adecos barceloneses la paz no es una simple palabra, sino que la constituye acciones y decisiones, y el Ejecutivo Nacional no ha creado las condiciones para que exista tranquilidad social en la nación.

“No habrá paz mientras las balas de la delincuencia resuenen en los barrios, no existirá paz con un pueblo hambriento, no puede haber paz con una población sumida por la llamada ‘Dieta de Maduro’ que se apodera cada vez más de las barriadas y de centenares de familias venezolanas”

Inseguridad barcelonesa

El cabeza de la estructura de AD en Barcelona, Plácido Malavé,  culpó a Nicolás Maduro de la crisis de inseguridad y hambre que se vive en todos los rincones del país, mientras responsabilizó al alcalde madurista barcelonés, Guillermo Martínez, de la “espantosa” cifra de delitos en la capital de Anzoátegui.

“Martínez, sin ninguna vergüenza, decretó a Barcelona en un territorio de paz. Pero, le digo que la paz no se decreta se construye y él  no ha edifico la paz, ni la seguridad para los barceloneses, sino que ha incentivado el delito a través de su dejadez y por su inoperatividad”.

La paz ciudadana –añadió- inicia con planes maestros y acciones concretas, y para ello se necesita un gerente en la dirección del municipio y ese no es Martínez, quien ha gobernado a través de la improvisación y el error. (NP)

Anuncios