Héctor Cordero: “Aquí no vale la obediencia debida, los delitos son personalísimos”

(Foto: Cortesía)

El diputado a la Asamblea Nacional, Héctor Cordero, sostiene que el exagerado número de detenciones en la ciudad de El Tigre (42), responden a una estrategia del gobierno que busca desviar la atención del escándalo por el asesinato del líder estudiantil revolucionario, Juan López, ocurrido el mismo 4 de mayo dentro de la Universidad Politécnica Territorial José Antonio Anzoátegui (UPTJAA).

“Hoy los periodistas deben estar pidiéndole a las autoridades, saber qué pasó con Juan López”, expresó este viernes desde el Destacamento de Seguridad Urbana (Desur) 81 mejor conocido como La Guarapera.

Junto a otros dirigentes de oposición permanecieron en la sede militar hasta la medianoche y volvieron este viernes para pedir la libertad de las 42 personas, aseguró que se trata de hombres y mujeres que ejercían su legítimo derecho a protestar y no participaron en los actos vandálicos de la Defensoría del Pueblo.

“Ninguno de los detenidos es uno de los encapuchados que lanzaron piedras a la sede de la Defensoría y muchos de ellos fueron incluso sacados de sus carros y detenidos cuando pasaban por el sitio de la protesta”.

Agregó que el general Gerson Villarreal, comandante del DESUR 81, será denunciado en Fiscalía por las agresiones propinadas a los detenidos. “Le recuerdo que aquí no vale la obediencia debida, los delitos son personalísimos y no vale decir que cumplía órdenes”.

PanaNoticias / DiarioElVistazo

Anuncios